Cuando un Papa muere

La ley de la Iglesia señala ciertos procedimientos para cuando un Papa muere, sea cual fuere la circunstancia. En concreto, debe ser observada la Constitución Apostólica Universi Domini Gregis. Lo primero, claro, es certificar que el Papa realmente está muerto. Esta tarea corresponde al Camarlengo de la Santa Iglesia Romana..

En presencia del Maestro de las Ceremonias Litúrgicas Pontificias, del los Clérigos Prelados de la Cámara Apostólica, y del Secretario y del Canciller de la Cámara Apostólica, el Camarlengo certifica la muerte del Papa. Esto, naturalmente, requiere de la asistencia de personal médico. Una vez cumplido este trámite, el Canciller de la Cámara Apostólica elabora el certificado oficial de defunción. Enseguida el Camarlengo sella la habitación y el estudio del Papa. Los sellos no serán quitados hasta que sea electo el sucesor. En caso que el Papa difunto haya manifestado expresamente en su testamento el nombre de quien será el albacea de sus bienes personales, éste será el responsable de cumplir fielmente su voluntad y de informar al nuevo Papa del cumplimiento de su encomienda.

Hecha la certificación de la muerte del Papa, el Camarlengo notifica al Arcipreste de la Basílica Vaticana y al Cardenal Vicario de la diócesis de Roma. Es a este último a quien corresponde anunciar a la Ciudad de Roma que su obispo ha fallecido. Entre el Camarlengo y el Prefecto de la Casa Pontificia, deben informar al decano del Colegio de Cardenales. Éste, a su vez, notifica oficialmente a los demás cardenales y los convoca a Roma. También informa al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede y a las cabezas de las diversas naciones. El Camarlengo también debe asumir la custodia de los palacios apostólicos del Vaticano, el Palacio Lateranense y Castel Gandolfo, o sea, las diversas residencias personales del Papa.

Cuando el cuerpo del Papa ha sido debidamente preparado es llevado a la Capilla Sixtina para ser honrado privadamente por la Casa Papal y los cardenales. Posteriormente es llevado a la basílica patriarcal del Vaticano, San Pedro, donde reposará en velación.


 

Próximo: El luto por el Papa

Interregnum

 

EL SUMO PONTIFICE EL COLEGIO CARDENALICIO LA CURIA ROMANA INTERREGNUM PONTIFICIO
LA SEDE DE PEDRO (HOME) SITIO WEB DEL VATICANO