Entrada al Cónclave

Ordinariamente el cónclave comienza el decimoquinto día después de la muerte del Papa, decimosexto día del “interregnum”. Empero, la “Universi Dominici Gregis” otorga al Colegio de Cardenales la facultad de postergar el inicio “por razones serias” hasta el vigésimo día posterior a la muerte (vigésimo primero de la vacante). Se debe comenzar a más tardar ese día.

En la mañana del día en que se inicia el cónclave, los cardenales electores se reúnen en la Basílica de San Pedro, o en algún otro lugar determinado por el Colegio, para celebrar una Misa votiva por la elección del Papa.

Esa misma tarde se reúnen en la Capilla Paulina del Palacio Apostólico. Y mientras cantan el “Veni Creator Spiritus” para invocar la asistencia del Espíritu Santo, entran en la Capilla Sixtina. Ahí hacen solemne juramento de observar las reglas que norman la elección, guardar secreto obligatorio y no colaborar con ningún poder secular que pudiera influenciar la elección. También juran que, de resultar electos, cumplirán fielmente el oficio petrino y protegerán los derechos espirituales y temporales de la Santa Sede.

Una vez que el último cardenal elector hace su juramento, el Maestro de las Ceremonias Litúrgicas Pontificias da la voz “extra omnes”, que ordena que todo aquel que no tenga autorización para permanecer en el cónclave salga de la capilla. Aparte de los electores, únicamente permanecen el Maestro de las Ceremonias Litúrgicas Pontificias y el clérigo elegido previamente para dirigir una meditación a los cardenales acerca de la seriedad de sus obligaciones. Al término de esa meditación, también estos dos personajes abandonan la Capilla Sixtina.

Los cardenales recitan las oraciones previstas en el Ordo del cónclave y enseguida el cardenal Decano pregunta si algún elector tiene dudas respecto a las normas y procedimientos. De existir alguna, se disipa en ese momento y, hecho esto, por decisión mayoritaria de los cardenales, se procede a la elección.

Durante la votación solamente pueden los cardenales electores estar presentes en la Capilla Sixtina. Este proceso comienza desde el momento en que se termina de distribuir las boletas y termina cuando se han contabilizado y verificado. Fuera de esos momentos, están presentes para asistir en el cónclave el Secretario del Colegio, el Maestro de las Ceremonias Litúrgicas Pontificias y 2 Ceremonieros.

Durante el primer día del cónclave sólo se permite una ronda de votación. En los demás días se permiten dos en la sesión matutina, y dos en la vespertina.


 

Próximo: Procedimientos para la votación

Atrás: Antes del Cónclave

Interregnum

 

EL SUMO PONTIFICE EL COLEGIO CARDENALICIO LA CURIA ROMANA INTERREGNUM PONTIFICIO
LA SEDE DE PEDRO (HOME) SITIO WEB DEL VATICANO