Para evitar ofender al Espíritu

¡Que el Consolador – El Espíritu de la Verdad – esté con nosotros a través de sus Santos Dones! Que tengamos sabiduría y entendimiento, ciencia y consejo, fortaleza, piedad y santo temor de Dios, para que sepamos discernir siempre aquello que proviene de Ti y distinguir aquello que proviene del “espíritu de este mundo”, o aún más del “Soberano de este mundo”.


Sálvanos de “ofender tu Espíritu”

...Por nuestra falta de fe y nuestra falta de prontitud para ser testigos de tu Evangelio “en los hechos y en la verdad”, por el secularismo y por desear conformar a toda costa nuestra mentalidad con la mentalidad de este mundo; Por nuestra falta de amor, el cual es “paciente y bondadoso”, “no se jacta” y “no insiste en sus propios intereses”, “todo lo lleva a cabo, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”, ese amor que se alegra con la justicia y solo con ella. Sálvanos de ofender tu Espíritu por todas aquellas cosas que nos provocan tristeza interior y son un obstáculo para el alma, por todo aquello que es causa de división, por todo aquello que nos hace tierra fértil de las tentaciones.

[L’Osservatore Romano, 4-5,12-82,3]

 

Atrás

HOME - LO NUEVO NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO
BIBLIOTECA
- GALERÍA - AUDIO Y VÍDEO - GENERAL - DONACIONES

Condiciones de Uso    Política de Privacidad