nuestra_resolve.jpg (11477 bytes)

Carta de Pepe Alonso para el mes de Octubre

Miami, octubre del 2016

Querida familia.

Hace unos días celebramos a nuestros Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, así como a nuestros Ángeles custodios. Sin embargo, hay muchos cristianos que tiene un nulo o muy limitado conocimientos de los que la Iglesia nos ha enseñado respecto a estos seres espirituales. Los Ángeles es uno de ésos temas urgentes, ya que el material de la Nueva Era que anda circulando en librerías, audiolibros, cursos, talleres., etc. crea un enorme desorden en éste tema en el sentido de que lo que anda por ahí esparciéndose dista años luz de ser lo que es la sana doctrina, de lo que enseña nuestra Iglesia Católica sobre los Ángeles, los verdaderos Ángeles de Dios.

Repasemos lo que enseña la Iglesia Católica: (Catecismo de la Iglesia Católica): La existencia de los ángeles, una verdad de Fé.

En el # 328: La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición.

#329 San Agustín dice respecto a ellos: "Angelus officii nomen est, non naturae. Quaeris nomen huius naturae, spiritus est; quaeris officium, angelus est: ex eo quod est, spiritus est, ex eo quod agit, angelus" ("El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel"). Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Porque contemplan "constantemente el rostro de mi Padre que está en los cielos" (Mt 18, 10), son "agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra" (Sal 103, 20).

# 330 En tanto que criaturas puramente espirituales, tienen inteligencia y voluntad: son criaturas personales e inmortales. Superan en perfección a todas las criaturas visibles. El resplandor de su gloria da testimonio de ello. Cristo "con todos sus ángeles"

# 331 Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Los ángeles le pertenecen: "Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles... (Mt 25, 31). Le pertenecen porque fueron creados por y para El: "Porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, los Tronos, las Dominaciones, los Principados, las Potestades: todo fue creado por él y para él" (Col 1, 16).

Le pertenecen más aún porque los ha hecho mensajeros de su designio de salvación: "¿Es que no son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación?" (Hb 1, 14).

# 332 Desde la creación y a lo largo de toda la historia de la salvación, los encontramos, anunciando de lejos o de cerca, esa salvación y sirviendo al designio divino de su realización: cierran el paraíso terrenal protegen a Lot, salvan a Agar y a su hijo, detienen la mano de Abraham, la ley es comunicada por su ministerio (cf Hch 7, 53), conducen el pueblo de Dios, anuncian nacimientos y vocaciones, asisten a los profetas, por no citar más que algunos ejemplos. Finalmente, el ángel Gabriel anuncia el nacimiento del Precursor y el de Jesús.

# 333 De la Encarnación a la Ascensión, la vida del Verbo encarnado está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles. Cuando Dios introduce "a su Primogénito en el mundo, dice: `adórenle todos los ángeles de Dios´" (Hb 1, 6). Su cántico de alabanza en el nacimiento de Cristo no ha cesado de resonar en la alabanza de la Iglesia: "Gloria a Dios... (Lc 2, 14). Protegen la infancia de Jesús, sirven a Jesús en el desierto, lo reconfortan en la agonía, cuando El habría podido ser salvado por ellos de la mano de sus enemigos como en otro tiempo Israel. Son también los ángeles quienes "evangelizan" (Lc 2, 10) anunciando la Buena Nueva de la Encarnación, y de la Resurrección de Cristo. Con ocasión de la segunda venida de Cristo, anunciada por los ángeles, éstos estarán presentes al servicio del juicio del Señor.

# 334 De aquí que toda la vida de la Iglesia se beneficie de la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles.

# 335 En su liturgia, la Iglesia se une a los ángeles para adorar al Dios tres veces santo; invoca su asistencia (así en el "Supplices te rogamus..." ["Te pedimos humildemente..."] del Canon romano o el "In Paradisum deducant te angeli..." ["Al Paraíso te lleven los ángeles..."] de la liturgia de difuntos, o también en el "Himno querúbico" de la liturgia bizantina) y celebra más particularmente la memoria de ciertos ángeles (san Miguel, san Gabriel, san Rafael, los ángeles custodios).

# 336 Desde la infancia a la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión. "Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida". Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la sociedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios.

El problema con el movimiento de la Nueva Era es que están desinformando mucho, son innumerables las publicaciones que hablan de personas con experiencias con ángeles y contactos angélicos, cartas de los ángeles a manera de baraja (adivinación), meditaciones con ángeles, canalización (channeling o espiritismo), prendedores con angelitos con la piedrita del signo zodiacal, colgantes de ángeles para el feng shui, oraciones de los santos ángeles incluyendo nombres bastante raros.

La Nueva Era presenta una Angelología no Bíblica, ofrecen contactos, talleres, cursos, formas para conocer el nombre, conferencias e infinidad de libros titulados "ángeles del amor, ángeles de protección", "ángeles de la prosperidad", "mensaje de la Virgen María para la nueva era”, esto confunde mucho a los creyentes que mencionan a la Virgen María y revuelven nombres de ángeles sacados desde los evangelios apócrifos hasta sacados de debajo de la manga, presentan también una devoción desordenada, es decir no veneran en un principio a la Reina de los Angeles: La Virgen María y a Nuestro Señor Jesucristo lo tienen por un "maestro" más. Los evangelios apócrifos no son aptos para enseñar doctrina cristiana.

¿De donde proviene el culto desordenado a los Ángeles?

Todo esto se origina en el gnosticismo primitivo (Siglo I y II d.C), San Pablo preso en Roma, les escribió a los cristianos de Colosas denunciando sobre la confusión de doctrina entre ellos: la gnosis y su culto desordenado a los ángeles:

"Que nadie con afectada humildad o con el culto de los ángeles os prive del premio, haciendo alarde de visiones, hinchándose sin fundamento de su inteligencia carnal" Colosenses 2,18

"Al partir de Macedonia te rogué te quedaras en Efeso; debías advertir a algunos que no cambiaran la doctrina, ni se metieran en leyendas y recuentos interminables de ángeles. Ésas cosas alimentan discusiones" 1Timoteo 1,3

Nuestro Señor Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre, no es un maestro más como Buda, Saint Germain y demás. Leer libros de angelología de la nueva era, asistir a talleres y cursos lo que sucede es que confunden mucho a los creyentes y les enseñan una doctrina errónea sobre los Ángeles, los contactos y canalizaciones son peligrosas porque puede haber infestación y obsesión diabólica, pues no se trata de los verdaderos Ángeles de Dios. Lo mejor es ser obediente y seguir lo que nos enseña la Iglesia Católica que como una madre nos guía y nos enseña la verdadera y sana doctrina.

Te invito a que compartas este material con tu familia, tus amigos y conocidos, o con cualquier prójimo con el que te encuentres y que quizá se encuentran desorientados o engañados por estas artimañas demoniacas. Se un buen samaritano.

Por último, les exhorto a continuar apoyando a esta Misión EWTN, tanto con sus oraciones como con su ayuda económica. El Señor sabrá bendecirles por todo lo que hagan por nosotros.

Su hermano en Cristo y María.

Pepe Alonso