ORACIÓN INICIAL

María , Madre mía, tú fuiste la primera en vivir el "via crucis", el camino de la cruz. Sentiste cada dolor y cada humillación. No temiste la burla de la multitud. Tus ojos siempre estaban puestos en Jesús y Su dolor. ¿Es ese el secreto de tu fortaleza milagrosa? ¿Cómo pudo tu corazón soportar tal carga y tanto peso? Al verlo tropezar y caer, ¿te torturaron los recuerdos de tiempos pasados…Su nacimiento, Su vida escondida y Su vida pública? 

Tú deseabas que todos le amaran. ¡Qué doloroso fue para tí ver que tantos le odiaban, y le odiaban con una furia diabólica.! Tómame de la mano, acompáñame, en este mi andar del Camino de la Cruz. Inspira en mí aquellos pensamientos que me harán comprender cuánto Él me ama. Ilumíname para que pueda yo aplicar cada estación a mi vida diaria y recordar las necesidades de mis vecinos en este Camino del Dolor.

Alcánzame la gracia de entender el misterio, la sabiduría y el Divino amor según paso de una escena a otra escena. Concédeme que mi corazón, como el tuyo, sea traspasado por Su dolor y miseria y que me decida a no ofenderle más. Qué precio pagó para cubrir mis pecados, para abrir las puertas del Cielo para mí y para llenar mi alma con Su propio Espíritu. Dulce Madre, permita que podamos viajar juntos por este camino y concédeme que el amor en mi pobre corazón pueda darte alguna consolación.

Amén.

 




1st Station

1 ESTACIÓN