LUCÍA DE JESUS

La principal protagonista de las apariciones, nació el 22 de Marzo de 1907 en Aljustrel, perteneciente a la parroquia de Fátima. Ella era una niña sencilla con ojos brillantes y de personalidad magnética, una líder por naturaleza a quien otros niños miraban con afecto y confianza. Bendecida con una memoria excelente, Lucía se sabía tan bien el catecismo que hizo su primera comunión a los 6 años y ella misma fue catequista a los 9 años. Lucía ayudó enormemente a guiar a sus primos Francisco y Jacinta por las pruebas que precedieron a las apariciones de la Señora de Cielo.

El día 17 de Junio de 1921 ingresó en el Asilo de Vilar (Porte), dirigido por las religiosas de Santa Dorotea. Después fue para Tuy, donde tomó el hábito y le pusieron el nombre de María Lucia de los Dolores. Hizo su profesión religiosa de votos temporales el 3 de Octubre de 1928 y el 3 de Octubre 1934 los perpetuos. En el día 24 de Marzo de 1948 ingresó en el Carmelo de Santa Teresa en Coimbra, tomando el nombre de Hna María Lucia del Corazón Inmaculado. En el día 1 de Mayo de 1949 hizo sus votos solemnes. La Hna. Lucia ha venido a Fátima varias veces: el 22 de Mayo de 1946; el 13 de Mayo de 1967; en 1981 para dirigir en el Carmelo de Fátima un trabajo de pintura sobre las apariciones; el 13 de Mayo de 1982 y el 13 de Mayo de 1991.

FRANCISCO MARTO

Nació el 11 de Junio de 1908 en Aljustrel. Murió santamente el 4 de Abril de 1919, en casa de sus padres. Siendo muy sensible y contemplativo, orientó toda su oración y penitencia para "consolar a Nuestro Señor".

Sus restos mortales quedaron sepultados en el cementerio parroquial hasta el día 13 de Marzo de 1952, fecha en que fueron trasladados para la Basílica de Cova da Iria (lado derecho según se entra).

JACINTA MARTO

Nació en Aljustrel, el día 11 de Marzo de 1910. Murió santamente el 20 de Febrero de 1920, en el Hospital de "D. Estefânia", en Lisboa, después de una larga y dolorosa enfermedad, ofreciendo todos sus sufrimientos para la conversión de los pecadores, por la paz del mundo y por el Santo Padre.

El día 12 de Septiembre de 1935 fue solemnemente trasladado su cadáver del sepulcro de la familia del Barón de Alvaiázere, en Ourém, para el cementerio de Fátima y colocado junto a los restos mortales de su hermanito Francisco.

El día 1 de Mayo de 1951 se efectuó con la mayor sencillez, el traslado de sus restos mortales para el nuevo sepulcro preparado en la basílica de Cova de Iria, (lado izquierdo según se entra). El proceso de beatificación de los dos videntes de Fátima, Francisco y Jacinta Marto, después de las primeras diligencias hechas en 1945 fue iniciado en 1952 y concluido en 1979.

El 15 de Febrero de 1988 fue entregada al Santo Padre Juan Pablo II y a la Congregación para la causa de los Santos, la documentación final que contribuyo para que el Santo Padre los proclamara "beatos". Por medio de esta documentación ellos fueron declarados "venerables" por decreto el 13 de Mayo de 1989. El último paso será, como esperamos, la canonización por la cual serán declarados "santos".