CON VISITA PAPAL, IGLESIA CATÓLICA DEJA ANONIMATO EN GRECIA

ATENAS, 4 May. 01 (ACI).- Según la Conferencia Episcopal Griega, la visita del Papa Juan Pablo II ayudará a la Iglesia a salir del forzado anonimato en el que vivió durante los últimos mil años.

"La visita del Papa ayudará mucho a la Iglesia Católica en Grecia: ayudará a hacerla conocer más y mejor", indicó el Padre Teodoro Contidis, de la Oficina de Prensa del Episcopado.

En declaraciones a la agencia informativa Fides de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el Padre Contidis explicó que con la visita papal, por primera vez en más de mil años "la Iglesia tiene un espacio en la TV, puede hacerse escuchar y salir del anonimato".

El sacerdote es optimista a pesar de las dificultades que acompañaron los preparativos de la visita papal. Para él, una buena muestra es la declaración conjunta del Papa y el Arzobispo ortodoxo de Atenas, Cristodoulos, que será leída en el Areópago.

El texto fue aprobado "después de mil dificultades y de una verdadera guerra de nervios". El punto más disputado fue el referente a la Europa cristiana: los ortodoxos querían una toma de posición del Papa sobre la cuestión política de Chipre, "inaceptable para la Iglesia Católica dado que el texto es de carácter religioso, no político".

Asimismo, el Padre Contidis señaló que "la opinión pública es difidente de la figura del Papa. En el último decenio una martilleante propaganda antipapal ha creado una imagen negativa del Pontífice".

Sin embargo, expresó su confianza en que "el viaje puede desvirtuar esta imagen: por una parte reforzará a los moderados y a los favorables al diálogo, pero creo, por la otra, que podrá despertar también fanatismos. Hay muchos signos de amistad.

Numerosos teólogos ortodoxos irán al areópago para escuchar al Papa. En la sociedad civil se va afirmando también una escuela de pensamiento laical, que lucha por un Estado moderno y democrático, y defiende los derechos de las minorías, entre éstas la de los católicos".

El sacerdote se anima a señalar un eventual fruto de la visita papal. "Espero que infunda valentía a todos los fieles católicos griegos, aislados en pequeñas ciudades y aldeas, que temen manifestar su credo y viven su fe todavía en secreto", dijo.

Entre los intelectuales ortodoxos más abiertos hacia la figura del Papa, se encuentra el profesor Constantino Charalampidis, 66 años, griego ortodoxo, docente de Arqueología Paleocristiana y Bizantina en la Facultad de Teología de Salonico.

En una entrevista concedida a Fides confesó ser "muy favorable al viaje del Papa. Es un gesto muy importante de caridad y agradecimiento. Creo que los atenienses serán fieles a su tradición de filoxenia (acogida del extranjero) y le tratarán con seriedad y honor. El viaje será memorable y una piedra millar para la futura mejora de las relaciones ecuménicas. Si hoy no hay unidad entre católicos y ortodoxos, es necesario al menos estar cercanos".

Regreso