PAPA LLEGÓ A MALTA EN ETAPA FINAL DE PEREGRINACIÓN APOSTÓLICA

Roma, 9 (NE - eclesiales.org) El Papa Juan Pablo II llegó el día de ayer a la isla de Malta, luego de un vuelo de tres horas y media de duración, continuando así su peregrinación apostólica siguiendo las huellas del Apóstol San Pablo. En el aeropuerto internacional de Gudja el Santo Padre fue recibido por el presidente de la Nación, Guido Di Marco, el Arzobispo Joseph Mercieca, así como autoridades civiles y religiosas y miembros del cuerpo diplomático. Se trata de la segunda visita apostólica del Papa a esta república mediterránea donde la gran mayoría de la población es católica.

"El recuerdo de mi primera visita hace once años me viene a la memoria de forma espontánea", dijo el Papa recordando los encuentros con los sacerdotes, religiosos y laicos y la visita a los santuarios marianos, a la bahía y a las islas de San Pablo y a la "antigua gruta venerada como el lugar donde permaneció. Recuerdo sobre todo la fe y el entusiasmo de los malteses y de los habitantes de la isla de Gozo".

"San Pablo llegó a Malta -recordó- como prisionero en viaje hacia Roma, lugar de su martirio. Aquí habían naufragado él y sus compañeros y fueron tratados, como leemos en los Hechos de los Apóstoles con 'una humanidad poco común'. Aquí dio testimonio de Cristo y curó al padre de Publio y a otras personas de la isla que estaban enfermas. (...) Durante dos milenios habéis sido fieles a la vocación que se desprende de aquel encuentro". "Hoy el Sucesor de Pedro -afirmó- desea confirmaros en la misma fe y alentaros en el espíritu de la esperanza y del amor cristiano".

Malta, antigua colonia británica, consiguió la independencia en 1964 y fue proclamada república el 13 de diciembre de 1974. Forman este archipiélago en el Mediterráneo centromeridional, colocado entre Sicilia y Túnez, las islas de Malta, Gozo, Comino y diversas islas menores. Las lenguas oficiales son maltés e inglés y tiene una población de 379.000 habitantes de los que el 95 por ciento son católicos. La Soberana Orden Militar Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, también llamada Orden de Rodas y Orden de Malta, fue fundada en 1099 en Jerusalén por Fray Gerardo, que construyó una enfermería y una iglesia para los peregrinos en Tierra Santa. Tras siglos de vicisitudes, la Orden se trasladó a Malta cuando Carlos V les cedió en feudo soberano el archipiélago. Permaneció allí hasta 1798. En 1834 la Soberana Orden Militar de Malta se trasladó a Roma.


Regreso