Código de Derecho Canónico

TÍTULO III
DE LAS EXEQUIAS ECLESIÁSTICAS
(Cann. 1176 – 1785)

1176  § 1.    Los fieles difuntos han de tener exequias eclesiásticas conforme al derecho.

 § 2.    Las exequias eclesiásticas, con las que la Iglesia obtiene para los difuntos la ayuda espiritual y honra sus cuerpos, y a la vez proporciona a los vivos el consuelo de la esperanza, se han de celebrar según las leyes litúrgicas.

 § 3.    La Iglesia aconseja vivamente que se conserve la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos; sin embargo, no prohibe la cremación, a no ser que haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina cristiana.




Copyright © Libreria Editrice Vaticana