Palabras


Sunday Angelus Address

"…se está preparando el Segundo Encuentro Mundial con las Familias, que se realizará en Río de Janeiro los 4 y 5 de octubre de 1997. Se tratará de una gran fiesta de las familias de América Latina y el mundo entero, que renovará el mensaje lanzado por el Primer Encuentro realizado aquí en Roma, con ocasión del Año Internacional de la Familia". Angelus del Santo Padre, 29 de diciembre de 1996.

"…se está preparando el Segundo Encuentro Mundial con las Familias, que se realizará en Río de Janeiro los 4 y 5 de octubre de 1997. Se tratará de una gran fiesta de las familias de América Latina y el mundo entero, que renovará el mensaje lanzado por el Primer Encuentro realizado aquí en Roma, con ocasión del Año Internacional de la Familia". Angelus del Santo Padre, 29 de diciembre de 1996.

En referencia a El Segundo Encuentro Mundial con las Familias, El Santo Padre hizo un llamado a las naciones para que éstas reconociesen el papel central que la familia juega como célula primordial de la sociedad y santuario de la vida.

Queridos Hermanos,

Contemplamos ahora en el horizonte un importante evento eclesial: El Encuentro del Papa con las Familias, el cual tomará lugar en Río de Janeiro, del 2 al 5 de octubre próximos. Durante estos meses de preparación numerosas asambleas familiares se ha llevados a cabo en diferentes países con el propósito de reflexionar y rezar con miras a este Encuentro. La Arquidiócesis de Río de Janeiro y la Conferencia Episcopal Brasileña han venido preparando con mucho cuidado y entusiasmo dicho Encuentro con la ayuda del Consejo Pontificio para la Familia. Un interés renovado por la causa de la familia debe ser enfatizado ya que es a través de la Familia que depende el futuro de la humanidad y la Nueva Evangelización. (Familiaris Consortio, n. 86). Este es uno de los temas clave del segundo Concilio Vaticano. En la Constitución Pastoral Gaudium Et Spes leemos: " El bienestar del individuo así como el de las sociedades humana y Cristiana están estrechamente ligados con el estado sano de la vida conyugal y familiar" .(n.47) Esta es la convicción de la Iglesia y de todo aquel que reconoce a la familia basada en el matrimonio como un patrimonio inalienable de la humanidad. Efectivamente, la identidad cultural y espiritual de las familias constituye la base de la identidad dela nación o estado a la que pertenecen.

Es precisamente esta verdad fundamental la que se pretende enfatizar con el lema: " Familia: don y compromiso, esperanza de la humanidad". Realza el papel central de la familia como célula primordial de la sociedad y como santuario de la vida. Para renovarse a si misma así como apara enfrentar los retos de nuestra era la familia tiene que ser reconocida por las sociedad y sus derechos deben de ser apoyados y defendidos. Recordamos aquí otra declaración del Concilio: " El futuro de la humanidad está en manos de quienes tengan la capacidad de transmitir a las futuras generaciones razones para mantener la vida y la esperanza." Gaudium Et Spes, n. 31)

Existen muchos hombre y mujeres en el mundo que a través de su testimonio de vida comunican dichas razones. Invito a líderes políticos y legisladores a que se aseguren que las instituciones apoyen este papel fundamental de la familia. Espero que los medios de comunicación social hagan un esfuerzo positivo con respeto y sentido de responsabilidad a promover la reflexión sobre la familia y sus problemas.

   

 
c o n t i n u e

r e g r e s a r