Asunción de la Virgen María
15 de agosto

En Jerusalén, a mediados del siglo V, celebrase ya la fiesta de la Santísima Virgen el día 15 de agosto, en su basílica de la Dormición (Kathisma) en el camino que va a Belén. Celebrada al siglo siguiente en Oriente como fiesta de la Dormición de la Virgen, la solemnidad mariana pasó a Roma a mediados del siglo VII. Pero más bien que la dormición de María no tardaría Occidente en celebrar su gloriosa Asunción (siglo VIII). Mil doscientos años más tarde, el papa Pío XII dar?1a a la fiesta el mayor esplendor por la definición dogmática, el 1 de noviembre de 1950.

 

Himno

Hoy sube al cielo María,
que Cristo, en honra del suelo,
traslada la casa al cielo,
donde en la tierra vivía.
Levantad al cielo el vuelo,
de Dios lo fuisteis, y Dios,
por no estar en él sin vos,
traslada la casa al cielo.
Amor con divino modo
os trasplanta, bella flor
y, porque prendáis mejor,
os llevan con tierra y todo.
A su Hija abraza el Padre,
a su Madre, el Redentor,
y a su Esposa coronada
el Espíritu de Amor. Amén.

Oración

Porque te has complacido, Señor, en la humildad de tu sierva, la Virgen María, has querido elevarla a la dignidad de Madre de tu Hijo y la has coronado en este día de gloria y esplendor; por su intercesión, te pedimos que a cuantos has salvado por el misterio de la redención nos concedas también el premio de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.