UN LLAMADO A LA ORACIÓN

COMO EN LEPANTO...

*Le rogamos mantenga esta petición en oración hasta tanto se resuelva la situación electoral en los Estados Unidos...para la mayor gloria de Dios.
 ¡Santa María, Auxilio de los cristianos, 
ruega por nosotros!

Hace unos cuatrocientos años, por las costas griegas, los turcos otomanos avanzaban contra Europa. La poderosa e invencible armada otomana buscaba enfrentar y derrotar la pobre y mal equipada armada cristiana. Sólo unas pocas naves, unos valientes marinos y el Santo Rosario hacían frente a los otomanos por la Europa cristiana. Los cristianos se arrodillaron en oración, invocaron a la Santísima Virgen María y solicitaron su intercesión. Hoy día se considera la victoria milagrosa de las fuerzas cristianas en la Batalla de Lepanto como un momento decisivo en la historia de la civilización occidental.

Hoy nos encontramos frente a un momento decisivo de vida o muerte, el control de la Rama Ejecutiva del Gobierno de los Estados Unidos. Es una guerra entre dos culturas… entre la cultura de la vida y la cultura de la muerte. Nuevamente, nosotros los creyentes aparentamos estar en desventaja. Pero contamos con la verdad. Nos tenemos unos a otros, y más importante aún, contamos con el Santo Rosario. Y, por medio del Santo Rosario, tenemos recurso a la poderosa intercesión de la Reina del Cielo. En verdad, jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a su protección o implorado su socorro, haya sido por ella desamparado.

Recemos juntos el Santo Rosario, en este momento histórico, un momento como Lepanto. Un rosario, dicho individualmente o en grupo, frente al Santísimo, en su oficina o en su hogar. Pida específicamente por que la Luz de Cristo brille nuevamente en nuestra bendita pero afligida tierra. Por favor, rece el rosario y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América.

Volver a la Guía