Guía para los electores católicos en los Estados Unidos


Declaración
de la Asociación Priests for Life

"Todo llamado en favor de los derechos humanos
es una ilusión si se ataca el derecho a la vida"
(Obispos de los EU, Faithful Citizenship, 1999)

¿Qué pasaría si le dijeran que todos sus derechos
están garantizados y asegurados, excepto su
derecho a la vida? ¿No sería esto una promesa
falsa? Después de todo, nuestros derechos no
sirven de nada si no estamos vivos para disfrutarlos.

Éste es el problema con los candidatos que parecen buenos porque promueven todos los derechos,pero impiden que los niños nazcan privándoles así el poder disfrutar de esos derechos. Ése es el problema de la mentalidad "pro-aborto". Escoger terminar con la vida de un bebé por medio del aborto es negarle a ese bebé todos sus derechos presentes y futuros.

El gobierno no tiene autoridad para hacer esto. Por el contrario, el gobierno existe para garantizar los derechos del pueblo. Algunos candidatos dicen no saber cuando comienza la vida. ¿Quiere decir esto, que si ellos van un día de casería y ven algo que se mueve detrás de un arbusto, le disparan sin cerciorarse primero si se trata de un animal o un hombre? De no ser así, entonces, ¿por qué justifican el aborto sin estar seguros de qué es lo que están destruyendo?

Tenemos la responsabilidad moral de votar. No hay ningún candidato perfecto, pero las elecciones de éste año pueden acercar más a nuestra nación
a la santidad moral con respecto a éste tema. Cuando usted vote,asegúrese que conoce la opinión de sus candidatos acerca del aborto, "el tema de los derechos humanos es fundamental para todo hombre y mujer de buena voluntad"
(Obispos de los EU, Resolución sobre el Aborto, 1989)

volver a la Guía