25-Marzo-2000 -- Noticias Eclesiales

SANTO PADRE EXHORTA A JÓVENES A SEGUIR A CRISTO DESDE EL MONTE DE LAS BIENAVENTURANZAS

Vaticano, 25 (NE) “Jesús os convoca a ser pescadores de hombres. Os dice a cada uno, ven y sígueme. No tengáis miedo de responder a este llamado porque Él es vuestra fuerza” exclamó el día de ayer el Papa Juan Pablo II ante los cien mil jóvenes que lo escuchaban en el Monte de las Bienaventuranzas. El Papa celebró una Eucaristía junto con doce cardenales, un centenar de obispos y mil doscientos sacerdotes, en el célebre Monte en Korazim.

Durante la homilía, en la que se intercalaban las animosas aclamaciones de los jóvenes, el Papa señaló ante sus oyentes el camino paradójico y exigente de las Bienaventuranzas. El llamado del Señor, recordó el Papa, “exige elegir entre las dos voces que luchan por ganar vuestro corazón, de igual forma ahora, en este mismo monte, se trata de optar entre el bien y el mal, entre la vida y la muerte. ¿Cuál es la voz por la que optarán los jóvenes del siglo XXI?”

En un momento, el Santo Padre elevó una oración al Señor Jesús exclamando: “¡Acompáñalos siempre, de forma especial en aquellos momentos en que parece difícil y exigente seguirte a ti y al Evangelio! ¡Tú serás su fortaleza, Tú serás su victoria!” Asimismo, manifestó que el corazón del joven al responder al Señor debe ser “abierto y dispuesto como el corazón de la hija más excelsa de Galilea, María, la Madre de Jesús. Y Ella ¿cómo le respondió? sino diciendo: ‘He aquí a la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra’”.