15-Marzo-2000 -- ACI Prensa Servicios de Noticias

CORO CATÓLICO EN JERUSALÉN SE PREPARA PARA CANTAR AL PAPA

ROMA, 15 Mar. (ACI).- El coro de una parroquia católica en Jerusalén se prepara para la presentación más importante de su historia: entonar varias piezas musicales al Papa Juan Pablo II durante su peregrinación jubilar a Tierra Santa.

Los setenta miembros del coro Hania Soudah Sabbara del templo Santo Salvador se preparan para entonar las diferentes canciones que acompañarán la celebración eucarística que el Santo Padre celebrará en la Iglesia del Santo Sepulcro el próximo domingo 26 de marzo.

"Toda la comunidad católica en Jerusalén está muy emocionada por conocerlo, pero sólo unos cuantos podrán verlo en persona. Nosotros nos sentimos muy privilegiados de que al menos el Santo Padre podrá escucharnos", señaló uno de los integrantes del coro, cuyos miembros son jóvenes parroquianos y algunos monjes, sacerdotes y religiosas de Jerusalén.

Asimismo, la líder del grupo coral, Sabbara, indicó que "otros coros cantarán en las celebraciones Eucarísticas que se llevarán a cabo en Belén y en el Monte de las Bienaventuranzas donde el coro católico del templo también se presentará".

"Sin embargo, agregó Sabbara, la Misa oficiada en el Santo Sepulcro será más intima y sólo nuestro coro entonará las canciones e himnos".

El coro entonará las piezas musicales en idioma arábico y latino, y se han escogido algunos himnos que son muy conocidos entre los parroquianos del templo. Además, el P. Armando Piercci, organista y compositor del coro, ha compuesto algunas canciones, con un especial mensaje, que será entonadas durante la Misa.

"Este año jubilar es un año de paz y reconciliación con nuestro Señor. Yo creo que para la Reconciliación es necesario que las personas pidan mucho por la misericordia y el perdón de sus faltas, y creo que nuestra música posee un énfasis especial de Reconciliación y de encuentro con los hermanos" manifestó el P, Piercci.

Muchos feligreses del templo Santo Salvador tienen muchas esperanzas de poder asistir a la Misa celebrada en Belén o en el Monte de las Bienaventuranzas debido a que no hay suficiente espacio en la plaza Manger para que ellos puedan presenciar la ceremonia Eucarística y sobre todo conocer personalmente al Pontífice.

"En mi barrio, todos estamos pensando en ir a la Misa del Monte de las Bienaventuranzas; incluso las personas ancianas desean ir allá para así escuchar el mensaje del Santo Padre, señaló Randa Makhlouf, una de las vecinas.

Sin embargo, Makhlouf señaló que una de las preocupaciones más latentes entre los vecinos es "si es que se contará con la suficiente cantidad de buses para que puedan ser trasladados a dichos lugares".

"Los sacerdotes nos han dicho que no hay porque preocuparse, que todos nosotros alcanzaremos en los buses. Sólo tenemos que registrarnos antes de la fecha límite en el templo", agregó Makhlouf.

Por último, el párroco del templo Santo Salvador, P. Georges Abou Khazen, recordó a sus feligreses acerca del verdadero significado espiritual de esta peregrinación jubilar, así como también les recalcó la importancia de la presencia de todos los cristianos, que no todos son católicos, en las respectivas celebraciones litúrgicas.

"Estoy seguro que la visita del Papa será un poderoso estímulo para nosotros. Nos renovará en nuestra fe y en nuestra misión como hijos de Dios y miembros de la Iglesia universal, señaló el seminarista y también miembro del coro, Johnny Abu Khalil.

"Nosotros no queremos sólo conocer al Sucesor de Pedro y cabeza de la Iglesia; por el contrario, queremos que este encuentro sea una profunda experiencia espiritual", puntualizó.