26-Marzo-2000 -- Servicio informativo del Vaticano

EL PAPA REGRESA AL SANTO SEPULCRO PARA ORAR EN EL GOLGOTA

CIUDAD DEL VATICANO, 26 MAR 2000 (VIS).-Juan Pablo II regresó después del almorzar a la Basílica del Santo Sepulcro, cuando no estaba previsto, para rezar en la capilla del Calvario. Por la mañana había celebrado misa en este mismo lugar y había orado ante la Piedra de la Unción y la tumba vacía de la resurrección.

El superior de la basílica, padre Luis Terrato, contó que a las 16.00 estaban terminando de rezar las vísperas cuando llegaron algunos hombres de la vigilancia y avisaron de que estaba a punto de llegar el Santo Padre. "No me lo podía creer", dijo el fraile. "El Papa se había marchado esta mañana con el deseo de subir a la capilla del Calvario (se llega subiendo una escalinata de peldaños de piedra altos). Se había ido -comentó- mirando hacia este lugar. Pero nunca hubiéramos creído que habría vuelto".

Ayudado por sus colaboradores, el Pontífice subió los 22 peldaños que llevan hasta el Gólgota. Después de orar veinte minutos se levantó y abandonó definitivamente la Basílica del Santo Sepulcro.

A las 18.30, el Papa se trasladó al aeropuerto Ben Gurion, de Tel Aviv. Tras despedirse personalmente de los ministros del gobierno y de las autoridades religiosas, fue acompañado hasta la escalinata del avión por el presidente israelí, Ezer Weizman, y el primer ministro del país, Ehud Barak.

El avión, un Boeing 747 de la compañía de bandera israelí El Al, despegó a las 19.15. Transcurridas tres horas y media de vuelo, a las 22.50 aterrizó en el aeropuerto militar de Roma Ciampino. Juan Pablo II fue recibido por el presidente del consejo de ministros de Italia, Massimo D'Alema, y el cardenal Camillo Ruini, vicario general para la diócesis de Roma. Después de saludar a las autoridades presentes, subió al helicóptero que le trasladó hasta el Vaticano.