Salmo  102: 2 - 3, 16 - 21
2 Yahveh, escucha mi oración, llegue hasta ti mi grito;
3 ne ocultes lejos de mí tu rostro el día de mi angustia; tiende hacia mí tu oído, ¡el día en que te invoco, presto, respóndeme!
16 Y temerán las naciones el nombre de Yahveh, y todos los reyes de la tierra tu gloria;
17 cuando Yahveh reconstruya a Sión, y aparezca en su gloria,
18 volverá su rostro a la oración del despojado, su oración no despreciará.
19 Se escribirá esto para la edad futura, y en pueblo renovado alabará a Yahveh:
20 que se ha inclinado Yahveh desde su altura santa, desde los cielos ha mirado a la tierra,
21 para oír el suspiro del cautivo, para librar a los hijos de la muerte.

EWTN