Salmo  56: 2 - 3, 9 - 13
2 Tenme piedad, oh Dios, porque me pisan, todo el día hostigándome me oprimen.
3 Me pisan todo el día los que me asechan, innumerables son los que me hostigan en la altura.
9 De mi vida errante llevas tú la cuenta, ¡recoge mis lágrimas en tu odre!
10 Entonces retrocederán mis enemigos, el día en que yo clame. Yo sé que Dios está por mí.
11 En Dios, cuya palabra alabo, en Yahveh, cuya palabra alabo,
12 en Dios confío y ya no temo, ¿qué puede hacerme un hombre?
13 A mi cargo, oh Dios, los votos que te hice: sacrificios te ofreceré de acción de gracias,

EWTN