Salmo  69: 30 - 31, 33 - 34, 36 - 37
30 Y yo desdichado, dolorido, ¡tu salvación, oh Dios, me restablezca!
31 El nombre de Dios celebraré en un cántico, le ensalzaré con la acción de gracias;
33 Lo han visto los humildes y se alegran; ¡viva vuestro corazón, los que buscáis a Dios!
34 Porque Yahveh escucha a los pobres, no desprecia a sus cautivos.
36 Pues salvará Dios a Sión, reconstruirá las ciudades de Judá: habitarán allí y las poseerán;
37 la heredará la estirpe de sus siervos, los que aman su nombre en ella morarán.

EWTN