Eucaristía - el vino
Pregunta hecha por Gloria Montoya el día 3/21/2014:

Estimados amigos, mi pregunta es la siguiente: Si Jesús dijo 'Éste es mi cuerpo... ésta es mi sangre... hagan esto en conmemoración mía' y el sacerdote efectivamente consagra las dos especies, produciéndose el milagro de la transustanciación, ¿por qué los demás comulgamos sólo con la hostia consagrada y no nos dan a beber el vino consagrado?

Respuesta por Fr. Luis Rodriguez el día 3/27/2014:

Hola Gloria. Buenísima pregunta. El disribuir la Comunión bajo las especies de vino consagrado conlleva mucho vino. Primero, que ya en la hostia, por ser una comunión sacramental, recibes el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Cristo - el Cristo COMPLETO. En cuanto a signo sacramental, para relucir el tema de CENA, debemos comer y beber. Pero la dinámica cambia mucho. Es muy impráctico poder distribuir a todos. Muchos se van a quedar sin poder recibir del caliz. El tema del enorme aumento en costo, el dinero que tendrán que invertir. La inconcebible cantidad de vino que se tendrá que consagrar, las dudas acerca del contagio de enfermedades, y demás temas lo hacen muy dificil para ponerlo en práctica. Entiendo bien lo que preguntas pero ubícate en el lugar de los obispos y párrocos, ¿cuales son las respuestas a esas enormes dificultades? Por eso el Derecho Canónico lo declaró hace muchísimos años ya, el Sacerdote que ofrece la Misa y ahora los que consagran con él, por ser ellos los designados de Dios para ofrecer el sacrificio, ESTAN OBLIGADOS a comulgar bajo ambas especies para completar el signo externo de Sacrificio. Pero eso no le corresponde a los laicos. Y nuevamente te pido que no lo olvides; Comulgamos en el Cristo como es El hoy dia, glorioso. Es el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad que recibimos en la Sagrada Hostia, el Cristo entero.

COPYRIGHT 2014

Señale aquí para enviarle esta respuesta a un amigo




Regresar a la lista de preguntas.