EL PAPA VA A TORONTO PARA VIVIR CON JOVENES EXPERIENCIA DE FE

CIUDAD DEL VATICANO, 21 JUL 2002 (VIS).-Antes de rezar el Angelus este mediodía en Castelgandolfo, el Papa recordó las "inolvidables jornadas" del Jubileo de la Juventud en Roma en agosto de 2000, con las que "los jóvenes creyentes encendieron para todos un fuego de esperanza. Ahora los jóvenes se han citado para los próximos días en Toronto, donde se celebrará la XVII Jornada Mundial de la Juventud".

"Los trágicos acontecimientos del pasado 11 de septiembre y del conflicto en Tierra Santa -continuó-, han arrojado sobre el mundo una sombra oscura. Pero Jesús exhorta a sus discípulos a no tener miedo y les repite: 'Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo'. Los jóvenes cristianos, que se encontrarán en Toronto, están dispuestos a responder a Cristo: ¡Aquí estamos! Sobre tu palabra, y sin miedo, echaremos las redes del Evangelio".

Juan Pablo II señaló que el martes partirá "para encontrar a los chicos y chicas que, procedentes de todo el mundo, vendrán a Toronto: voy para rezar con ellos, disfrutar y vivir juntos una enriquecedora experiencia de fe".

Tras dirigirse de modo especial a los jóvenes que no podrán estar presentes en Toronto, dijo: "Estaremos todos unidos mediante la oración, invocando al único Espíritu, que hace de los cristianos un solo Cuerpo en Cristo. ¡Toronto, metrópolis con vocación cosmopolita, está preparada para convertirse durante una semana en la capital mundial de la Juventud, futuro y esperanza de la Iglesia y de la humanidad!".

Al saludar en distintas lenguas a los peregrinos presentes, el Santo Padre pidió oraciones por los frutos de la Jornada Mundial de la Juventud.

regreso