NO IMPORTAN LAS CIFRAS, "CUENTA CADA JOVEN QUE LLEGA", AFIRMA MONSEÑOR RYLKO

Roma, 24 (NE - eclesiales.org) "No son las cifras las que cuentan. Cuenta cada joven que llega". Así lo afirmó Monseñor Stanislaw Rylko, secretario del Pontificio Consejo para los Laicos, comentando la XVII Jornada Mundial de la Juventud, que se realiza en estos días en la ciudad de Toronto. Entrevistado por el diario italiano Avvenire, el Prelado destacó que la Jornada Mundial de la Juventud "es una experiencia especial porque nos invita a confrontarnos con los areópagos modernos y con la cultura en gran parte secularizada. Por esto es importante que los jóvenes, que viven en buena parte en estas metrópolis, puedan encontrarse y ver que somos muchos los que creemos en Cristo y estamos orgullosos de ello".

Recordando que fueron los Obispos de Canadá los que pidieron al Papa la celebración de la Jornada, Monseñor Rylko afirmó que "lo hicieron porque, como pastores, advirtieron que la JMJ es un evento importante no sólo para los jóvenes sino para toda la Iglesia y para el modo de situarse en la sociedad. Donde la fe corre el riesgo de ser marginada o vivida con complejo de inferioridad respecto a esta cultura, la JMJ es una gran oportunidad, un don, una gracia".

"Y creo que lo que distingue esta Jornada -añadió- es el hecho de que una Iglesia relativamente pequeña ha tenido el valor de lanzarse a una iniciativa tan grande. Porque estoy seguro de que, también esta vez, será una Jornada mundial grande, sobre todo desde el punto de vista espiritual".

regreso