UNA MULTITUD DE JÓVENES PARTICIPÓ DE VÍA CRUCIS EN TORONTO

Toronto, 27 (NE - eclesiales.org) Las calles de la céntrica University Avenue de Toronto fueron abarrotadas ayer por cientos de miles de jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud que participaron de un significativo Vía Crucis. El "Camino de la Cruz" se inició por la tarde, en la Nathan Philips Square, frente al ayuntamiento de la ciudad, cuando cuatro jóvenes acompañados por el Cardenal James Francis Stafford, Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, encendieron las antorchas que fueron colocadas alrededor de la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud.

La Cruz de madera que guió a la incontable multitud fue entregada por el Papa Juan Pablo II a los jóvenes del mundo en 1984. A ambos lados de la avenida por la que transitaban los jóvenes participando del Vía Crucis podían verse pantallas gigantes para que pudiesen seguir las estaciones que eran representadas por varios actores asumiendo los diversos personajes de la Pasión. Al finalizar la última estación, el Cardenal Stafford, junto al Arzobispo de Toronto, Cardenal Aloysius Ambrozic y el de Montreal, Cardenal Jean-Claude Turcotte, bendijeron a los jóvenes.

Por su parte, el Papa Juan Pablo II permaneció en la Isla Strawberry, a 90 kilómetros de Toronto, donde, luego de dedicar la mañana al descanso y la oración, recibió a una delegación de jóvenes en representación de los miles de jóvenes que participan en la XVII Jornada Mundial de la Juventud.

regreso