EL PAPA RECUERDA EL TESTIMONIO DE SANTA MARÍA GORETTI, "MÁRTIR DE LA PUREZA"

VATICANO, 7 Jul. 02 (ACI).- Un día después de conmemorarse el centenario de su martirio, el Papa Juan Pablo II elogió hoy durante el Ángelus el testimonio de Santa María Goretti, a quien calificó de "modelo de valiente fidelidad a la vocación cristiana hasta el supremo sacrificio de la vida".

Al recordar el menaje que envió al obispo de Albano con ocasión del centenario del martirio de la joven flor de Nettuno, el Pontífice expresó su deseo de que "la actualidad de esta Mártir de la pureza sea más conocida por los adolescentes y jóvenes"; ya que ella "es una ejemplo para las nuevas generaciones, amenazadas por una mentalidad de falta de compromiso, que necesita comprender la importancia de los valores sobre los cuales nunca es lícito descender a concesiones".

Juan Pablo II recordó que María Goretti, aún siendo pobre y sin formación escolar, "poseía una personalidad fuerte y madura, formada por la educación religiosa recibida en la familia. Esto la hizo capaz de defender no sólo su propia persona con heroica castidad, sino incluso perdonar a su asesino".

Por ello, "su martirio nos recuerda que el ser humano no se realiza siguiendo los impulsos del placer, sino viviendo su propia vida en el amor y responsabilidad".

PREPARÁNDOSE PARA TORONTO
"Sé muy bien cuánto vosotros, queridos jóvenes, sois sensibles a estos ideales", dijo el Papa. "Mientras espero encontraros en Toronto dentro de dos semanas, quisiera repetiros ahora: ¡no dejéis que la cultura del tener y del placer adormezca vuestras conciencias! Sed ‘centinelas’ despiertos y vigilantes, para ser auténticos protagonistas de una nueva humanidad", agregó.

El Pontífice concluyó rogando que la Virgen María, "la más pura entre las criaturas ayude a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, especialmente a los jóvenes, a redescubrir el valor de la castidad y a vivir relaciones interpersonales de respeto reciproco en el amor sincero.

regreso